Posicionamento da AGAM en resposta o artículo publicado o día 24/02 por «Lucía mi pediatra» na Voz de Galicia

Posicionamento da AGAM en resposta o artículo publicado o día 24/02 por «Lucía mi pediatra» na Voz de Galicia

El pasado sábado 24 de febrero, La Voz de Galicia publicó una entrevista a la Dra. Lucía Galán (más
conocida en la redes sociales como “Lucía, mi pediatra”) "tulado “El movimiento contra las
vacunas se fundamenta en el miedo y la ignorancia”.
En una de las partes de la entrevista, contesta a unas preguntas sobre lactancia materna. La
defiende como “el mejor alimento de forma exclusiva hasta los 6 meses y combinado con otros
hasta los dos años”, sin embargo añade, “¿un niño que no esté alimentado con leche materna
puede sufrir algún "po de problema respecto a los que están amamantados en el mundo actual?.
La respuesta es no”.
Desde la Asociación Galega de Matronas, queremos recordar a la Dra. Galán que, la evidencia
cien4fica acumulada (en la que ella se apoya) avala la superioridad nutricional de la leche materna
para el recién nacido y el lactante frente a las leches de fórmula.
Así, esta evidencia cien4fica afirma que la lactancia materna beneficia al lactante, y sus efectos se
prolongan durante años después de haberse producido el destete. No amamantar conlleva riesgos
obje vos en la morbimortalidad para la madre y su hijo/a, perjudica su desarrollo integral y
acarrea consecuencias nega"vas para la sociedad y el medioambiente, generando un coste
sociosanitario importante.
Es por todo esto que actualmente parece preferible hablar de los “problemas o perjuicios
causados por la lactancia ar ficial” que podrían evitarse si aumentara el número de niños y niñas
amamantados y la duración de la lactancia materna. Con otras palabras: un niño o una niña que
NO está alimentado/a con leche materna, SI PUEDE sufrir problemas respecto a los/as que sí están
amamantados, y así lo recoge la evidencia cien4fica y lo reconoce la Asociación Española de
Pediatría, así como su Comité de Lactancia.
Centrándonos “sólo” en los problemas derivados de la alimentación con sucedáneos en la salud
infan"l , habría que comenzar recordando que el calostro, es considerado la PRIMERA VACUNA del
bebé. Y con"nuar hablando de problemas a corto y medio plazo que implica la alimentación con
sucedáneos: incrementa el riesgo de muerte súbita, de problemas infecciosos (gastroenteri"s,
infecciones respiratorias y de orina) más graves y que requieren más hospitalizaciones, aumenta el
riesgo de intolerancias alimen"cias y de enterocoli"s necro"zante (especialmente en prematuros),
etc...
Y de problemas a más largo plazo: Los niños/as no amamantados pueden desarrollar una
respuesta inmunitaria menor a las vacunas y "enen mayor riesgo de padecer enfermedades
autoinmunes, diabetes mellitus, enfermedades alérgicas (derma""s atópicas y asma), obesidad,
enfermedad inflamatoria intes"nal y algún "po de cáncer infan"l (como leucemia o linfoma).
También existe una mayor prevalencia de caries y desarrollo orofacial, así como un peor desarrollo
cogni"vo en personas alimentadas con biberón y peor vínculo afec"vo entre madre e hija/o.
Como profesionales, no debemos “culpabilizar, machacar o atacar a aquellas madres que han
decidido no darles leche materna a sus hijos”, pero si asesorar para que tomen una decisión
INFORMADA y LIBRE sobre el método de alimentación de sus hijas/os, para ello precisan una
información VERAZ y libre de influencias de la industria, respecto a beneficios y perjuicios para la

salud y otras consecuencias económicas, sociales y ecológicas. Y efec"vamente, una vez que la
madre ha tomado esa decisión libre e informada, debemos APOYARLA de forma adecuada
mostrando todo nuestro respeto y nuestra ayuda necesaria para conseguir un adecuado estado de
salud en el binomio madre-hija/o.
A pesar de sus grandes beneficios, existen en la sociedad actual unas tasa de lactancia, tanto en
prevalencia como en duración, preocupantemente bajas, muy por debajo de las recomendaciones
de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Como profesionales debemos promocionar y apoyar la lactancia natural, y para ello no debemos
dar mensajes erróneos de forma gratuíta a las familias y a la sociedad en general. Existe mucha
diferencia entre amamantar a un bebé o no hacerlo y decir lo contrario puede perjudicar a la salud
materno infan"l.

Aránzazu Domínguez Luna
Vicepresidenta de la Asociación Galega de Matronas

Back to Top